OPINIÓN/ Jorge Navas, periodista: “Un médico y un hospital como coartada para manipular”

0

El autor ahonda en este artículo en las informaciones aparecidas sobre una charla médica en el Hospital de Parla donde se daban directrices a los médicos

Jorge Navas, periodista

PARLA / 19 JUNIO 2020 / Es curioso, por no decir otra cosa, la repercusión mediática que ha tenido esta semana el Hospital de Parla, al que algunos han intentado utilizar por intereses mediáticos y partidistas para atacar a la Comunidad de Madrid. Utilizar sólo el extracto descontextualizado de una charla privada sobre los protocolos para atender a determinados enfermos en situaciones extremas, como la que se estaba produciendo en ese preciso instante, es una manipulación infame que no se merecen los médicos madrileños en general ni los del Hospital de Parla en particular. Si algunos partidos y medios afines quieren atacar a sus adversarios, que utilicen otros argumentos, que tienen de sobra sin necesidad de criminalizar a profesionales que no estaban haciendo más que lo mismo que hicieron otros muchos en muchas otras partes de España.

Es más, resulta gracioso que ahora se presente como escándalo o primicia lo que ya publicaron otros medios hace tres meses, ahí va sólo uno de tantos ejemplos: “Los médicos elegirán a quien ingresar en la UCI según su esperanza de vida”, titulaba El Mundo el pasado 20 de marzo -está en Internet- para explicar que las sociedades de médicos internistas e intensivistas de nuestro país ya manejaban protocolos según los cuales había que clasificar a los pacientes más graves por su “valor social”.

“Resulta gracioso que ahora se presente como escándalo o primicia lo que ya publicaron otros medios hace tres meses”

Es decir, que ante la situación límite de tener que elegir entre un viudo de 70 años o un casado de 45 con dos hijos, la única cama de UCI disponible había que dársela al segundo, aunque para ello hubiera que quitársela al primero incluso aunque hubiera ingresado antes o estuviera peor.

A mí eso me parece inadmisible, porque jamás podré compartir ni entender que la vida de ningún ser humano se pueda catalogar por un supuesto “valor social”. ¿Quién y en virtud -o mejor dicho, en defecto- de qué criterios decide que una persona vale socialmente más que otra? Con toda humildad, creo que nadie, absolutamente nadie, puede ni debe tomar esa decisión. Y el que crea lo contrario, que le explique a la familia y amigos del perjudicado que su padre, abuelo o compañero murió porque le tuvieron que sacar de una UCI cuando llegó otro con más “valor social”, a ver qué tal les sienta. Por la misma regla de tres, sería igual de injusto que ese mismo enfermo de 70 años exigiera una atención prioritaria con el argumento de que se ha tirado medio siglo cotizando a la Seguridad Social para pagar esa misma UCI que ahora le niegan cuando más la necesita, mientras que un joven de 20 años no ha aportado ni un duro.

“Jamás podré compartir ni entender que la vida de ningún ser humano se pueda catalogar por un supuesto “valor social””

Es el disparate de cribar a alguien por lo que otros deciden que vale social, personal o económicamente, algo que no se puede aceptar ni en las situaciones más extremas, como las que acabamos de sufrir y que ya empezamos a olvidar.

Creo que una sociedad como la nuestra puede asumir que mueran más o menos personas ante una pandemia tan grave; de lo que nunca se puede recuperar una sociedad con un mínimo de moral y ética es de que alguien decida quién muere más o menos según un supuesto “valor social”. Yo, que soy soltero irredento con 44 años, ¿valgo menos que otro de mi misma edad porque esté casado? ¿O más que un viudo sin hijos de 64? El que responda que sí, que él o cualquiera de su familia no se vean en ese trance, porque siempre habrá alguien con más prioridad que ellos que les dejará fuera de la UCI, a ver si entonces también están tan de acuerdo.

“Lo que asquea y repugna ad nauseam es que algo que se ha planteado en toda España, se intente hacer pasar como un hecho aislado en un hospital concreto de una determinada comunidad”

Pero esa es sólo mi opinión, que desgraciadamente no soy médico ni afortunadamente me he visto en esa situación. Lo que asquea y repugna ad nauseam es que algo que se ha planteado en toda España y que incluso se ha podido aplicar de facto en no pocos hospitales de nuestro país en los peores momentos de esta crisis sanitaria, se intente hacer pasar como un hecho aislado en un hospital concreto de una determinada comunidad. Eso tiene un nombre y una dimensión: mentira y gorda.

La mejor prueba de ello es que los propios manipuladores del vídeo ocultaron el rostro y distorsionaron la voz del protagonista, porque en realidad no les interesan ni el médico ni el hospital, sino el adversario político, al que no hace falta poner cara ni voz porque todo el mundo sabe quién es. Poco les importa el perjuicio que causan así a la imagen de la sanidad pública que tanto dicen defender los mismos que tanto usan y abusan de ese vídeo: han pasado de defenderla a ofenderla porque eso para ellos es sólo un daño colateral sin importancia cuando tienen un objetivo político a abatir, aunque sea a costa de sacrificar a unos médicos y a un hospital ante una opinión pública que ahora se escandaliza por lo que hace tres meses le parecía perfectamente normal.

“La mejor prueba de ello es que los propios manipuladores del vídeo ocultaron el rostro y distorsionaron la voz del protagonista, porque en realidad no les interesan ni el médico ni el hospital, sino el adversario político”

No puedo cerrar este espacio que generosamente me brindan los compañeros y amigas de Noticias para Municipios sin expresar mi solidaridad y agradecimiento a todos los médicos del Hospital de Parla, que es el mío y el mismo en el que han salvado la vida varias veces a quienes más quiero con la misma profesionalidad, rigor y eficacia que ese compañero suyo al que algunos han intentado utilizar y manipular. Está muy bien defender la sanidad pública de boquilla y desde los balcones un ratito al día y de vez en cuando, pero mejor todavía no atacarla desde los periódicos, tertulias y redes sociales. Seguro que ese médico y los de todos los hospitales madrileños lo agradecen más.

AUTOR: JORGE NAVAS, periodista y consultor en comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *

Noticias Para Municipios te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Social Media Local S.L (Noticias Para Municipios) como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este medio digital.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de 1&1 Internet España S.L.U. (proveedor de hosting de Noticias Para Municipios) fuera de la UE en Otros. 1&1 Internet España S.L.U. está ubicado en UE, un país cuyos nivel de protección son adecuados según Comisión de la UE. Ver política de privacidad de 1&1 Internet España S.L.U.. ().

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@socialmlocal.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://www.noticiasparamunicipios.com, así como consultar mi política de privacidad.