REPORTAJE/ De ruta por el Parque Regional del Sureste

Parque Regional del Sureste: el gran olvidado por las administraciones públicas

Ruinas romanas, las trincheras del frente del Jarama o el Real Canal del Manzanares conviven con escombreras ilegales en el Parque Regional del Sureste

GETAFE/13 OCTUBRE 2015/. Apenas un cartel descolorido por el paso de los años señala que estás dentro del Parque Regional del Sureste. Llama la atención que junto a este, haya otro rótulo que informa sobre unas obras de mejora en la zona. Está en pesetas. Este es sólo uno de los indicios de que el Parque se encuentra en un estado de abandono total por parte de las administraciones públicas. En él, conviven escombreras ilegales, junto a hallazgos de alto valor histórico. Ruinas romanas, las trincheras del frente del Jarama o el Real Canal del Manzanares aguardan a ser descubiertos por los caminantes o los amantes de la bicicleta. Ni una ruta indicada, ni un lugar histórico señalizado. Todo ello, a orillas del Manzanares: el río más burlado de la literatura.

Uno de los pocos carteles que hay Parque Regional del Sudeste. Este está en pesetas. Foto_Ruth Holgado.
Uno de los pocos carteles que hay Parque Regional del Sureste. Este está en pesetas. Foto_Ruth Holgado.

Conscientes de las riquezas, tanto históricas como medioambientales, que encierra el Parque Regional del Sureste, dos quijotes con algo en común, su amor por Perales del Río, José Sacristán y Javier Corredor, decidieron poner en marcha varias rutas de senderismo por la zona con el objeto de dar a conocer a los vecinos su entorno, en primer lugar y en segundo, como explica el propio Corredor, presidente de la Asociación Vecinal Caserío de Perales, “para reivindicar que se respete esta zona protegida, a pesar de estar rodeados de areneros, escombreras, una incineradora, depuradoras…, etc”. Corredor lo tienen claro. Desde que hace 20 años se denominara a la zona como Parque Regional “aquí nadie ha invertido ni un euro. Su declaración fue algo anecdótico que nunca se creyó nadie”.

Entre escombreras ilegales que cortan caminos y vertidos que se acumulan a orillas de la Cañada Real, sorprende observar todo tipo de aves como el cernícalo primilla, la cigüeña blanca, el estornino común, las grajillas, el milano negro o la gaviota reidora, por mencionar algunos. “No en vano – como explica José Sacristán, director del Centro Cívico de Perales del Río – el Parque es Zona de Especial Protección para Aves (Zona ZEPA)”.

Iglesia ‘Santos niños Justo y Pastor’

Todas las rutas senderistas parten de la Iglesia de los ‘santos niños Justo y Pastor’, sita en el Caserío de Perales. Como explica Sacristán, “quisimos que este fuera el punto de partida al tratarse de un edificio histórico que es un referente para todos los vecinos”. No en vano, esta parroquia cuyos muros resistieron los bombardeos de la Guerra Cívil, data del siglo XVIII. De estilo barroco, fue el Marqués de Perales quien la mandó construir. Hace aproximadamente 10 años, albergó a una de las mayores colonias de cernícalos primilla, llegando a alcanzar las 90 parejas.

Una vez que los senderistas dejan atrás la Iglesia de los ‘Santos niños Justo y Pastor’, ante su vista aparecen los terrenos propiedad de la familia de los Marqueses de Perales y Tolosa. “Vemos un paisaje de bosque de Soto de Ribera, la importancia de la ganadería, las reses bravas… Y seguimos más para adelante hasta llegar a la Cañada Real, que seguramente se construyó sobre lo que era una vía romana que dicen venía de Titulcia. Esta Cañada Real Galiana, una de las cinco más importantes de España,  trajo el paso de ganado y por consiguiente, la instalación en la zona de familias de alto poder adquisitivo”.

Villa romana y trincheras frente del Jarama

Y llegamos a la villa Romana en la zona conocida como Torrecilla de San Crispín. Esta villa romana data del siglo II-III y llama la atención como en primavera es la zona preferida por las amapolas blancas para crecer. Hoy estas tierras las copan las madrigueras de decenas de conejos. Al lado hay también una necrópolis visigótica. La cercanía del río hace pensar que se tratara de asentamientos que vivían principalmente de la agricultura.

Cuadrículas ruinas romanas. Foto_Ruth Holgado.
Cuadrículas ruinas romanas. Foto_Ruth Holgado.
Amapola blanca. Foto_Ruth Holgado.
Amapola blanca. Foto_Ruth Holgado.

La ruta senderista continúa Cañada Real arriba, tras abandonar el camino repleto de moreras que llevó a la villa Romana. Pronto se observan horadadas en un cortado yesífero las trincheras del Frente del Jarama. “Tenemos casamatas, nidos de ametralladoras, cuevas que servían como almacenes de municiones, etc. Son tres líneas de trincheras que van desde Rivas Vaciamadrid hasta el barrio de San Fernando. Allí se asentaron los mejores batallones de la República como los dirigidos por Líster o Modesto”, explica Sacristán.

Trincheras Frente del Jarama. Foto_Ruth Holgado.
Trincheras Frente del Jarama. Foto_Ruth Holgado.
Novena esclusa del real canal del Manzanares. Foto_Ruth Holgado.
Novena esclusa del real canal del Manzanares. Foto_Ruth Holgado.

Mientras que a la izquierda del camino el paisaje nos transporta a plena batalla defensiva de Madrid allá por octubre-noviembre del 1936, a la derecha del mismo puede verse ya el Real Canal del Manzanares. Este canal de navegación realizado en plena Ilustración durante el reinado de Carlos III constituye un ejemplo único en la región. El Canal del Manzanares formaba parte de un ambicioso  plan de transportes, en una era preindustrial, para establecer una vía acuática con Aranjuez y posteriormente a través del río Tajo conectar con Lisboa. El proyecto nunca se acabó pero llegaron a construirse 22 km desde el Puente de Toledo y paralelo al río hasta Rivas Vaciamadrid. Por la necesidad de una pendiente continua se construyeron  10 esclusas. El término municipal de Getafe se levantan las 5 últimas. “De hecho – explica Corredor – solemos visitar en nuestra rutas guiadas la octava y novena, que aunque bastante deterioradas permiten al curioso visitante observar los pernios de piedra sobre los que se cerraban sus compuertas, lo que permitía ganara altura al agua. Lo hacemos porque el propietario de los terreno, que actualmente se encuentra vallados, nos cede amablemente las llaves del cercado”.

En concreto, la novena esclusa es la que más tiempo se tardó en construir, porque se empezó hacia 1.777 pero no se terminó hasta que Fernando VII decidió dar un impulso a las obras del Canal el 1.817.

“Todas las rutas (promueven 7 en total) están calculadas para que puedan hacerse en plan familiar ya que su dificultad es baja”, narra Corredor. Su duración suele ser de 4 horas ida y vuelta. Los interesados en participar en las mismas tienen más información en el Centro Cívico de Perales del Río.

Varios senderistas que participaron la pasada primavera en una de las rutas guiadas por el Parque Regional del Sudeste. Foto_Ruth Holgado.
Varios senderistas que participaron la pasada primavera en una de las rutas guiadas por el Parque Regional del Sureste. Foto_Ruth Holgado.

 

El Manzanares: el río más burlado de la literatura

En tiempos del Imperio, Madrid se convirtió en uno de los grandes centros de poder del Viejo Continente. Capital de la primera potencia militar y económica de su tiempo, la ciudad gozaba de un estatus comparable al de cualquier otra urbe europea. En todo.

Bueno, en todo menos en lo que respecta al agua. Las grandes ciudades de la época – veáse Londres, París, Roma, Sevilla o Viena– se ubicaban en los márgenes de río caudalosos y navegables, o bien – Amberes, Amsterdam, Lisboa- en estuarios susceptibles de albergar importantes puertos costeros. Madrid, sin embargo, disponía de un triste arroyuelo.

Río Manzanares. Foto_Ruth Holgado.
Río Manzanares. Foto_Ruth Holgado.

Esto debía tener cierto peso en el sentir de los madrileños, porque el Manzanares pronto se convirtió en objeto de sátira, empezando por muchos de nuestros más insignes literatos, por ejemplo, Lope de Vega habla de Madrid en Mudanzas de Fortuna como “la ciudad que tienen y no tienen río”. Y no satisfecho con ellos se refiere a la exigüidad de su corriente en La Paloma de Toledo:

“Que es una cosa muy vil,

Digna de que la repares

Que esté cerca el Manzanares

Y dependamos de Abril”

 

Tirso de Molina también se animó a hacer chanza de este río y le dedicó estos versos:

 

“Como Alcalá y Salamanca tenéis,

Y no sois colegio,

Vacaciones en verano,

Y curso sólo en invierno”

 

No en vano, autores del siglo de oro como Góngora o Quevedo se pusieron de acuerdo (cabe recordar que fueron enemigos acérrimos)  con respecto al Manzanares. El primero:

“Duélete de esa puente, Manzanares;

Que dice por ahí la gente

Que no eres río para medio puente

Y que ella es puente para treinta mares”

 

Y el segundo:

“Tiéneme del sol la llama

 tan chupado y tan sorbido

Que me mueren de sed

Las ranas y los mosquitos”

 

Más tarde, Pío Baroja, tampoco se quedó corto: “Río trágico, siniestro, maloliente; río negro que lleva detritos de alcantarillas, fetos y gatos muertos (…) Y quizá por ello, Bravo Morata, en su Historia de Madrid, lo resume todo así: “(…) este río madrileño puede codearse con los más importantes del mundo, y no por su caudal. La fama se adquiere por varios caminos: junto a  una Sena cargado de historia y de paisaje, junto a un Rhin poderoso y pictórico, junto a una Volga nevado e impresionante, junto a una Amazonas tan ancho como el mar, el Manzanares puede lucir la palma de haber sido durante siglos el río más burlado de todos. Burlado en prosa y en verso, unas veces en tono cordial y otras de manera desdeñosa (…)”.

 

 

– Publicidad –

Dejar respuesta

Acepto la política de privacidad *

Noticias Para Municipios te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Social Media Local S.L (Noticias Para Municipios) como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este medio digital.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de 1&1 Internet España S.L.U. (proveedor de hosting de Noticias Para Municipios) fuera de la UE en Otros. 1&1 Internet España S.L.U. está ubicado en UE, un país cuyos nivel de protección son adecuados según Comisión de la UE. Ver política de privacidad de 1&1 Internet España S.L.U.. ().

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected] así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://www.noticiasparamunicipios.com, así como consultar mi política de privacidad.