GETAFE/ “Durante el confinamiento se han agravado situaciones como las del maltrato infantil”

0
-Publicidad-

Óscar Olmos, presidente de la Asociación Murialdo, repasa en esta entrevista algunos de los retos a los que se enfrentan las entidades sociales

GETAFE/ 14 DE JUNIO DE 2020/ Con casi 30 años de historia, la Asociación Murialdo realiza a diario un trabajo silencioso que da respuesta a muchas necesidades sociales a las que nunca llega la administración. La inclusión social y laboral de las personas más vulnerables o el refuerzo escolar de chavales en riesgo de exclusión son algunas de las tareas diarias a las que se enfrentan los trabajadores y voluntarios de esta asociación presidida por Óscar Olmos.

PREGUNTA: Sois una asociación con mucha historia, acumuláis ya mucha vida detrás.

RESPUESTA: Prácticamente estamos rozando los 30, sí, porque se fundó en 1991 en Getafe.

P: ¿Cómo ha sido la evolución desde entonces hasta ahora?

R: Todo se inició en el 1991 en el barrio de San Blas, en Madrid. La iniciativa, en esos años un poco dificultosos, iba hacia el tema de la droga, del sida y todo eso. Entonces se abrieron pisos de acogida en Getafe. A partir de ahí, la asociación se ha ido adaptando a las distintas necesidades sociales, educativas, de integración de los menores y de sus familias… A partir del año 2000 hubo también un gran volumen de inmigración y se adaptó también la actividad. Nos hemos ido adaptando en función de las necesidades que han ido surgiendo, especialmente en las familias vulnerables.

P: ¿A cuánta gente estáis atendiendo en la actualidad?

R: Solemos atender a una media anual de 1.000 o 1.200 personas entre niños, adolescentes, jóvenes y sus familias.

P: Las necesidades de cada uno serán muy diferentes.

R: Claro, por eso quisimos hacer un proyecto integral en el que se atendiera a toda la familia. Desde el paro, la educación de adultos, la alfabetización de mujeres y de hombres inmigrantes, desde el ámbito de los adolescentes con talleres, cursos y formación, todo el refuerzo y el apoyo escolar… Y luego toda la necesidad de integración social, en el ámbito del riesgo con los menores. También trabajamos todo el ámbito del cumplimiento de medidas judiciales de menores infractores. Se trata de cubrir todas las necesidades y de que sea un proyecto integral para las familias con situaciones de riesgo.

-Publicidad-

Una de las actividades organizadas por la Asociación Murialdo.

P: ¿Cuáles son las necesidades que más os demandan?

R: En este momento, y por la situación que estamos viviendo, las llamadas son continuas y tienen que ver con situaciones de refuerzo escolar en los menores adolescentes, situaciones empleo y situaciones de ayuda en alimentos. Eso ha sido otro cambio muy fuerte también este último periodo. Los tres grandes bloques son estos: empleo, alimentos y refuerzo educativo social y psicológico.

“Los tres grandes bloques son estos: empleo, alimentos y refuerzo educativo social y psicológico”

P: Supongo que trabajáis mucho en el aprendizaje del idioma, sobre todo en chicos que acaban de llegar a España.

R: Sí, hay también idioma para los hombres y para los chicos, aunque en este caso es mucho más fácil que aprendan. Sobre todo, nos dedicamos a las mujeres, a las mamás, que, muchas veces, después de muchos años en Getafe, donde hay muchísima inmigración marroquí, no saben ni hablar ni leer ni escribir. Esto se viene haciendo desde el año 2002, con refuerzos de integración, de alfabetización y de trabajos con la mujer. Incluso algunas llegan a conseguir titulación y de ahí dan el salto al empleo.

P: Hay un componente de género importante, por lo que cuentas. Siempre es la mujer la que queda relegada en temas como el del idioma, incluso.

R: Sí, trabajamos mucho con muchas mamás solas, ya no solo inmigrantes sino también españolas. Se encuentran con que tienen niños y tienen que dedicarse al tema educativo, al tema laboral y ante esa dificultad también les ayudamos mucho. También tenemos el Proyecto Oportunidad, por el que la asociación contrata a mujeres con ciertas dificultades de empleo para la limpieza de nuestros centros. Con una formación y un empleo en la asociación durante unos meses, se les va abriendo un poco camino para que puedan saltar hacia afuera. Son mujeres que después de cuatro o cinco meses en la asociación han acabado trabajando en hoteles o en otros servicios que pueden combinar con el cuidado de los hijos.

Hay una gran carencia, pero les ayudamos en principio a tener un mínimo de formación y después a elaborar los currículums, a tener contactos con empresas, a establecerles entrevistas de trabajo…

P: ¿Cómo abordáis la inclusión laboral de las personas con dificultades? ¿Qué protocolos y circuitos ponéis en marcha?

R: Es un tema muy difícil, porque las personas que se acercan a nosotros tienen grandes dificultades y muy poca formación. Hay una gran carencia, pero les ayudamos en principio a tener un mínimo de formación y después a elaborar los currículums, a tener contactos con empresas, a establecerles entrevistas de trabajo… Es un ámbito muy completo. También les ayudamos en la gestión de las ayudas que puedan recibir, como la renta mínima o otras ayudas actuales que están surgiendo. Son personas con muy baja cualificación, por lo que cuesta un poco, pero aún así podemos decir que, en este periodo de tres meses, con la enfermedad del coronavirus, hemos conseguido insertar a 10 personas.

“En este periodo de tres meses, con la enfermedad del coronavirus, hemos conseguido insertar a 10 personas en el mercado laboral”

P:  ¿Contáis con la colaboración de la administración, del Ayuntamiento de Getafe o de la Comunidad de Madrid?

R: Sí, no sólo en el ámbito laboral, sino todos los ámbitos sociales y en todos los centros. Hay un trabajo en red con el Ayuntamiento de Getafe y con la Comunidad de Madrid. Todo lo que recibimos son subvenciones y contratos públicos, trabajamos con convenios que son públicos, por lo que los usuarios acceden gratuitamente a todos los servicios. Además, se participa en todas las mesas y en la red de empleo del municipio de Getafe y de la Comunidad de Madrid. El trabajo tiene sentido así, cuando se trabaja en red con otras entidades públicas y privadas. No tendría mucho sentido trabajar individualmente en estos tiempos.

P: ¿Cómo han afectado la crisis del coronavirus y el confinamiento a los niños más vulnerables?

R: Hemos abordado las dificultades que hay con los menores infractores y con el cumplimiento de medidas y las dificultades que hay, sobre todo, con el fracaso escolar y el refuerzo educativo. Hemos abordado la brecha tecnológica, de la que tanto se habla, porque hemos tenido que tramitar también nosotros los medios tecnológicos como tablets a través de las administraciones y de las donaciones. Eso ha creado una carencia muy fuerte. Hemos abordado las dificultades de las madres y padres para poder atenderles, porque no tenían ni la capacidad tecnológica ni la capacidad física ni el tiempo para poder atender el refuerzo escolar. En el ámbito de la convivencia se han agravado las discusiones familiares con los chiquillos y los adolescentes en casa todos los días. También se ha establecido, junto con las administraciones públicas, un servicio de atención psicológica y de seguimiento. La demanda ha sido poco complicada porque las situaciones se han agravado, con el abuso del maltrato, con las discusiones por la convivencia. Eso ha provocado nuestra atención más directa con los usuarios, diariamente, con llamadas y videollamadas desde los distintos centros, a través de los coordinadores y los educadores, que han visto como iban evolucionando. Algún coordinador nos comentaba en la reunión general de la asociación que, prácticamente, han sido parte de la familia en este periodo, porque muchas veces el contacto ha sido diario para poder mediar, nivelar un poquito las distintas disputas de convivencia que se han dado entre progenitores y sus hijos y las distintas personas que a veces viven en los ámbitos familiares.

Hemos abordado la brecha tecnológica, de la que tanto se habla, porque hemos tenido que tramitar también nosotros los medios tecnológicos como tablets a través de las administraciones y de las donaciones.

“Durante el confinamiento, hay situaciones que se han agravado, como el abuso del maltrato las discusiones por la convivencia”

P: ¿Os ha costado mucho adaptar las clases de refuerzo a la realidad marcada por la epidemia de covid-19?

R: Por nuestra parte no ha habido grandes dificultades, porque disponemos de medios tecnológicos incluso para que los educadores pudieran llevarse un teléfono o un ordenador de la asociación para poder establecer los contactos con los alumnos. El problema ha sido con los usuarios, porque muchas familias no tenían un ordenador o un móvil, y hasta que han conseguido tablets, donadas por la administración o por el colegio, a veces ha llegado a pasar un mes. Pero entre unos y otros se ha conseguido que todos tuvieran medios, aunque también ha habido dificultades a la hora de la conexión a internet o del pago. De hecho, en este momento, ya se están haciendo tutorías presenciales con chavales que ni siquiera han podido acceder a un recurso tecnológico, para que por lo menos en este mes terminen y no pierdan el curso.

P: Necesitáis mascarillas también.

R: Sí, porque cada vez que vienen los usuarios les tenemos que dar mascarillas. Aunque ellos vengan con la suya, las necesitan de interior, necesitan pantallas… Al ser tantos usuarios, todo eso se va gastando y aunque hemos recibido alguna donación, ahora estamos solicitando ayuda para poder seguir comprando, de tal manera que cada vez que venga un usuario de cualquier tipo le podamos ofrecer también todo el material de protección necesario, aparte de toda la adaptación que hemos tenido que hacer para poder acceder a los centros.

P: ¿Estáis en contacto con los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Getafe?

R: Hay contacto diario y permanente con los Servicios Sociales, con Alcaldía y con las concejalías de Educación y Bienestar Social, que son los dos ámbitos que cubrimos. Pertenecemos además a los distintos consejos y mesas de integración, de vulnerabilidad, de inmigración, educativos, del plan de inclusión… Incluso también en la Comunidad de Madrid tenemos un contacto también diario. Hay que reconocer que, dentro de las dificultades, todo el mundo ha hecho el esfuerzo posible, aunque a veces las administraciones se encuentran también muy limitadas y si ellas no reciben es muy difícil que llegue luego a nosotros, pero no ha sido por falta de interés.

P: ¿Tienes la sensación de que hay una realidad que no se enseña y que es muy desconocida por la gran mayoría?

R: Sí. Esto te lo dirán todas las entidades sociales: no se nos nombra entidad social. Ya nos está llegando recortes de cara a empezar en el 2021, por ejemplo, en el IRPF. Ya están llegando situaciones de recorte para el tema social y no sale. Salen de vez en cuando las ayudas de alimentos que se están dando a las personas, pero vamos a tener mucha dificultad porque va a haber muchísimo recorte, como en la crisis anterior y no se habla de nosotros. No se habla del tema social. Sale algo cuando hay alguna ley, pero no se está ayudando todavía en el alquiler, los bancos no las están dando porque no las tienen. A estas familias se les está prometiendo mucho y no se está cumpliendo. Al final somos el eterno sector desconocido, el sector que se tiene que buscar las migajas del sistema. Por mucho que nuestros gobiernos se llenen la boca, pues no hay ayudas. Un ejemplo muy claro es que se están quedando chavales que van a salir con 18 años de los centros tutelados y no hay pisos para ellos. Hay 80 o 90 ya esperando pisos no hay. Por ejemplo, la Comunidad de Madrid les han quitado el dinero para la comisión de tutela y a la coordinación de centros para poder ampliar plazas. Los pisos que tenemos las entidades están llenos y se van a quedar en la calle. Son tipos de ayudas que no llegan de ningún sitio, que no llega el dinero y la administración también se encuentra corta porque no les dan recursos.

P: ¿Cómo valoráis la reciente aprobación de la Ley de Protección de la Infancia?

R: No nos ha dado mucho tiempo todavía a ponernos con ello y a valorarlo, de lo que estamos viendo te puedo decir que faltan muchos flecos. Hay temas muy importantes, como el del maltrato, que es esencial para los menores. Pero hay todo un tema, como es el de la mediación y la prevención, que muchas veces echamos en falta en las leyes. Cuando se invierte dinero en la prevención pues estás evitando invertir dinero para problemas mayores. Para evitar un problema gordo, hay que empezar desde más abajo y es lo que siempre echamos de menos.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *

Noticias Para Municipios te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Social Media Local S.L (Noticias Para Municipios) como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este medio digital.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de 1&1 Internet España S.L.U. (proveedor de hosting de Noticias Para Municipios) fuera de la UE en Otros. 1&1 Internet España S.L.U. está ubicado en UE, un país cuyos nivel de protección son adecuados según Comisión de la UE. Ver política de privacidad de 1&1 Internet España S.L.U.. ().

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@socialmlocal.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://www.noticiasparamunicipios.com, así como consultar mi política de privacidad.