COMUNICADOS EMPRESAS / 19 JULIO 2019 / Mientras que términos como créditos o cheques son popularmente conocidos, los pagarés son efectos comerciales que gozan de menor fama. No obstante, se trata de instrumentos de crédito más habituales de lo que parece, y constituyen una alternativa a otras formas de financiación más conocidas.

Precisamente por tratarse de un término poco conocido, es posible que intentar diferenciar entre pagarés a la orden y pagarés no a la orden pueda crear confusión. Por ello, a continuación, vamos a intentar profundizar en esta distinción, que tiene gran trascendencia a la hora de aceptar un pagaré.

¿Qué es un pagaré?

Antes de poder hablar de diferencias, es necesario comprender el propio concepto de pagaré. Cuando hablamos de pagaré, nos referimos a un título de crédito a través del cual un emisor se obliga a pagar una cantidad determinada a un beneficiario en un cierto plazo de tiempo. Se formaliza a través de un documento público, el cual debe contener tanto la determinación de la cantidad exacta que se obliga a pagar el emisor, como el plazo de vencimiento del mismo. Además, una exigencia formal es que contenga la denominación de pagaré en el cuerpo del texto que constituye el título de crédito.

Diferencias entre pagarés a la orden y pagarés no a la orden

La diferencia fundamental entre ambos tipos de pagarés es la posibilidad o no de ceder el derecho de cobro sobre el pagaré mediante endoso.

Así, en el pagaré a la orden se permite que el beneficiario del mismo realice una cesión del pagaré a un tercero, cediendo así el derecho a cobrarlo. Dicha cesión se realiza, como decíamos, a través de un proceso de endoso, que se formaliza a través de la mera firma del beneficiario en el dorso del título y su simple entrega material. Asimismo, no existe la obligación de que el emisor del título conozca el endoso.

En cuanto al pagaré no a la orden, no permite esta práctica, de manera que el emisor no autoriza la cesión del título mediante endoso. En estos casos, el pagaré sólo puede transmitirse a través de un contrato de cesión de crédito, trámite que acostumbra a ser más costoso y tedioso que un endoso. Así, la cesión de este tipo de pagarés exige la notificación de la misma al emisor de forma fehaciente. Mientras el deudor no sea conocedor de esta cesión, puede liberarse de su obligación pagando a su acreedor inicial.

Por último, para distinguir un pagaré a la orden de un pagaré no a la orden, hay que estar al propio documento, el cual debe contener expresamente la cláusula “no a la orden” para ser considerado como tal, en caso contrario, estaremos ante un pagaré a la orden.

Dejar respuesta

Acepto la política de privacidad *

Noticias Para Municipios te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Social Media Local S.L (Noticias Para Municipios) como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este medio digital.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de 1&1 Internet España S.L.U. (proveedor de hosting de Noticias Para Municipios) fuera de la UE en Otros. 1&1 Internet España S.L.U. está ubicado en UE, un país cuyos nivel de protección son adecuados según Comisión de la UE. Ver política de privacidad de 1&1 Internet España S.L.U.. ().

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected] así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://www.noticiasparamunicipios.com, así como consultar mi política de privacidad.