EMPRESAS / 10 ENERO 2018 / Si tienes una empresa, sabrás lo importante que es dar tu negocio a conocer. Para darse a conocer, hay que poner las herramientas de marketing a trabajar y, pese a que vivimos en una era digital, en la que parece que todo se mueve alrededor de internet, muchas veces la propaganda que más éxito tiene es la tangible, la que podemos tocar.

En este sentido, acciones propias del marketing offline, como imprimir folletos, pueden resultar, por varias razones, opciones eficaces de cara a dar a conocer nuestra empresa. Imprentas digitales como Helloprint reciben muchos encargos para imprimir herramientas de marketing tradicionales como pueden ser folletos, flyers, banners y demás, con los cuales, muchas empresas del mercado todavía realizan sus anuncios. ¿Por qué siguen funcionando estos mecanismos publicitarios en pleno auge del marketing online?

En primer lugar, los folletos, flyers o panfletos son algo que se puede tocar. Esto puede parecer algo nimio, pero desde luego siempre despierta el interés de las personas a las que se les entrega que, como mínimo, hacen ademán de mirar lo que les hemos entregado, ya sea buscando una promoción, o simplemente por mera curiosidad para ver de qué se trata.

Asimismo, entregar un folleto en mano es algo más personal y es bastante posible que llegue a captar la atención del receptor. La publicidad en internet está claro que puede llegar a mucha más gente, sin embargo, debido a la saturación que existe de la misma, es más que probable que termine siendo más ignorada que un folleto que se ha entregado en mano personalmente o que ha sido depositado en un buzón de correos.

La publicidad por folletos siempre resulta mucho más personal

Que estemos ante un producto físico significa que este siempre estará ahí. Quiere decir que si una persona lo coge y lo deja en una mesa de su casa, o lo guarda para poder anotar cosas, siempre quedará presente y estará ahí para recordar a su dueño, qué empresa es la responsable del mismo.

Los folletos también suelen ofrecer más confianza en los consumidores que los anuncios de internet. Es bien sabido que muchos anuncios de internet son publicidad engañosa y, por culpa de ellos, muchas veces el resto de ofertas quedan empañadas por el miedo de los consumidores a ser víctimas de un timo.

En definitiva, los folletos suponen una alternativa bastante interesante en búsqueda de una aproximación personal más directa, que pretende seleccionar al consumidor, tratando de motivarle a que participe en el conocimiento del propio anuncio en cuestión.

Dejar respuesta