Piden al Gobierno regional y estatal que deje “de vender humo” y afronten los problemas de la red

REGIONAL / 13 FEBRERO 2018 / PSOE-M y UGT Madrid han pedido un plan de choque en el mantenimiento de la red de Cercanías de la Comunidad de Madrid y que el Gobierno regional y nacional “dejen de vender humo” y “de una vez por todas afronten el problema que afecta a un millón de madrileños cada día”.

Así lo ha indicado el secretario general de PSOE-M, José Manuel Franco, y el secretario general de UGT Madrid, José Luis López Reillo, después de la reunión que han mantenido para hacer un trabajo coordinado sobre la situación de Cercanías de Madrid.

Según Franco, “el problema sigue cada día” en Cercanías y “se está demostrando una vez más que hay una falta de previsión, hay una falta de prevención y gravísima en el tema de mantenimiento y estos problemas siguen sin resolverse a pesar de las promesas que suelen caer en papel mojado”.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, anunció hace una semana que se renovaría el 60 por ciento de los trenes, con 160 unidades nuevas; los cuales, según han confirmado a Franco los técnicos de UGT “no empezarían a funcionar hasta el año 2020”.

“Pedimos un plan de choque mientras tanto, para que las personas no tengan que esperar 20 ó 25 minutos en una estación, pasando frío, sin información. El problema no se resuelve con macroplanes ni con declaraciones para quedar bien y salir del paso, hay que afrontarlo con seriedad e invertir en mantenimiento”, ha insistido el socialista.

Franco ha señalado que “ya está bien de vender humo” y ha pedido que “de una vez afronten el problema que afecta a un millón de madrileños cada día”. “Creo que la situación es grave para que el Gobierno regional y nacional siga distrayéndonos con evasivas”, ha añadido.

2.000 trabajadores

Por su parte, el secretario general de UGT Madrid ha asegurado que “hay una falta de 2.000 trabajadores que harían falta en Renfe, hay también mucha parte externalizada que no esta profesionalizada” además de que hay 260 trenes y faltarían, a su parecer, 250 más.

“Hablamos de que esos trenes están en malas circunstancias y en malas condiciones y se están utilizando trenes para desguazarlos y con ellos arreglar esos otros trenes. Es una situación kafkiana”, ha lamentado López Reíllo.

Dejar respuesta