Artículo de opinión de Alberto Gasco, director de Getafe Al Día

GETAFE/ 5 ABRIL 2017 / Getafe con Susana. Con este nombre se ha presentado en la Agrupación socialista de nuestra localidad una plataforma de apoyo a la presidenta de Andalucía, dentro del proceso de primarias que determinará quién regirá los destinos del PSOE en los próximos años.

En dicha Plataforma, además de los opositores que, a nivel regional tiene Sara Hernández, alcaldesa de Getafe y Secretaria general del PSOE-M, figuran algunas personas que se consideran “damnificadas” por la gestión de la lideresa local. Algunos que, no hace mucho, lanzaban a los cuatro vientos su apoyo incondicional a Hernández, la defensa a ultranza de su proyecto y su apuesta dentro del entramado socialista.

Junto a ellos y ellas, se ha dejado ver (y también oír) una figura con calado y trayectoria en nuestra ciudad. La vuelta a la arena política y social del ex alcalde Pedro Castro con historias del “abuelo cebolleta” incluso hacen gracia en los corrillos socialistas más allá de la A-42.

Castro ejerce de “opositor” a Hernández, antes en las trincheras y ahora, habida cuenta del caos que se vive en las huestes socialistas, pretende que le apunten los focos, o quizá los micros.

Al ex alcalde le vale todo. Siempre le ha valido. Con tal de lograr sus objetivos no mira ni qué ni quién camina a su lado. Pasa por alto que los que ahora quieren “venderle bien” le acusaban tiempo ha de manejar a su antojo y con presuntos intereses legales pero nada éticos los hilos del urbanismo local (bendito Google). Y si lo mira, no le debe importar.

Junto a Pedro Castro se sientan personajes variopintos que siguen aferrados a aquello de “cualquiera tiempo pasado fue mejor” y recurren una y otra vez a “con lo que hemos sido…. ”.

Recuerdo cómo Castro llegó a sugerir que los getafenses aportaran dinero (qué ocurrencia) para que el medio de comunicación de su colega no echara el cierre en papel, o incluso ahora va y pide que la Asociación de la Prensa “medie” en la distribución de la publicidad institucional del Ayuntamiento de Getafe. Y no se pone ni “colorao”.

Puestos a sugerir, y asumiendo el divertido papel de abogado defensor, podría instar a uno de sus compis de micro a que asuma la resolución judicial y abone las cantidades que sus empresas adeudan a un periodista local. Eso sí sería pelear por la libertad de prensa.

- Publicidad -
Alquiler vivienda Getafe - EMSV

Dejar respuesta