Desde el Gobierno municipal han asegurado que, a diferencia del PP, no entienden los Servicios Sociales como beneficencia

GETAFE/ 19 DICIEMBRE 2016/ El Partido Popular de Getafe ha denunciado este lunes que el Ayuntamiento no repartirá tampoco este año cestas de Navidad a las familias más humildes de la localidad, suprimiendo una iniciativa que llevó a cabo el PP cuando gobernaba en Getafe.

El portavoz adjunto del PP de Getafe, Antonio José Mesa, ha manifestado que “es incomprensible la indiferencia y el desinterés que muestra la alcaldesa con aquellos que peor lo están pasando, sobre todo en unas fechas tan señaladas y familiares como son las Navidades”.

Los beneficiaron de la iniciativa que creó el Gobierno municipal del PP eran solicitantes o titulares de la Renta Mínima de Inserción, que accedían a esta ayuda navideña a través de la Delegación de Asuntos Sociales.

El PP ha lamentado “el desprecio continuo de Sara Hernández hacia las familias más humildes de Getafe, que en muchas ocasiones no logran acceder a las ayudas sociales del Ayuntamiento debido a la desastrosa gestión del Gobierno municipal”.

“Conocemos bastantes casos de vecinos que no reciben ninguna ayuda por el caos que existe en Servicios Sociales y pedimos a la alcaldesa que por una vez deje a un lado las luchas intestinas del PSOE para ocuparse de los verdaderos problemas de Getafe”, ha subrayado Mesa.

Beneficencia

Sin embargo, fuentes del Gobierno municipal han asegurado que, a diferencia del PP, no entienden los Servicios Sociales como beneficencia, “sino como una herramienta más para ofrecer una solución integral a aquellas personas con dificultades”.

Asimismo, han señalado que “por eso, además de aumentar las ayudas de emergencia”, pusieron en marcha el millón de euros de Ayudas Extraordinarias para el pago de alquiler y suministros durante un año, “no solo en Navidad, y que se resolverán en los próximos días, consiguiendo así que estas familias no pierdan su hogar y puedan crear un proyecto de futuro”.

El anterior Gobierno adjudicó hace dos años cerca de 600 cestas de Navidad, por un importe de unos 30.000 euros, para familias que tenían la prestación de Renta Mínima de Inserción.

Cada cesta contenía chorizo, lomo, salchichón, queso, anchoas, bonito, espárragos, pimientos piquillo, melocotón en almíbar, piña en almíbar, turrón, trufas al cacao, polvorones, dos botellas de vino, una de cava y otra de licor de manzana verde sin alcohol.

Dejar respuesta