Tras más de seis meses averiada, la bomba que surte de agua al lago de El Soto ha podido ser sustituida y vuelve a fluir el agua

MÓSTOLES/ 12 AGOSTO 2017/ El alcalde de Móstoles, David Lucas, acompañado por el concejal de Medio Ambiente, Parques y Jardines y Limpieza Viaria, Miguel Angel Ortega y la concejala de Desarrollo Económico, Empleo y Nuevas Tecnologías, Jessica Antolín, han visitado el parque natural de El Soto para conocer de primera mano la puesta en marcha de medidas para recuperar el espacio verde más emblemático de la ciudad.

Durante la visita han comprobado los trabajos que se están realizando en una primera fase, consistentes en la renovación de la red de riego, el llenado del lago y la mejora de las praderas existentes. Dichos trabajos están encaminados a que a lo largo del próximo otoño se lleven a cabo programas de reforestación. Además, progresivamente se va a proceder a renovar el mobiliario y los diferentes espacios del parque.

El parque natural de El Soto es un pulmón de la ciudad y una de las zonas más utilizadas por los ciudadanos, y que se complementará con trabajos previstos de mejora de todo el entorno y del lago en sí mismo para uso y disfrute de los vecinos y vecinas”, ha resaltado David Lucas.

El parque natural de El Soto es un pulmón de la ciudad y una de las zonas más utilizadas por los ciudadanos

Paralelamente, se ha establecido un proyecto con cargo al Plan Prisma para la mejora de los accesos con la reurbanización de la avenida Iker Casillas hasta la entrada del parque, así como la adaptación del aparcamiento que se encuentra dentro del mismo.

“Queremos que el parque natural de El Soto siga siendo un punto de referencia en Móstoles y en la Comunidad de Madrid, que continúe siendo tan usado por los vecinos y del que nos sintamos muy orgullosos”, ha destacado el primer edil.

Estas mejoras en el Parque Natural de El Soto se producen después de que el PP de Móstoles denunciara a principios de julio “el estado lamentable que presenta este Parque Natural en los últimos meses”.

A partir de otoño comenzará la segunda fase, consistente en plantar y renovar el arbolado que ha muerto y los matorrales que se han perdido en este paraje en el que se puede disfrutar de más de 200 distintas especies de arbustos y árboles; y más de 50 especies de mamíferos, aves o reptiles.

Dejar respuesta