Leganemos y una edil No Adscrita califican de “chantaje a la sociedad” esta postura de paralizar la gestión hasta que se destine dinero a una entidad privada-religiosa

LEGANÉS / 13 ABRIL 2018 / El PP de Leganés ha anunciado que dejará de apoyar la política económica del Gobierno local (PSOE e IU-CM), basada en modificaciones presupuestarias para llevar a cabo diferentes proyectos, hasta que se lleve al Pleno una propuesta para aportar 500.000 euros de dinero público para arreglar las deficiencias de la parroquia de San Salvador, que sufre grietas que podrían hundir el templo en siete años.

Durante la sesión plenaria de este jueves, el portavoz de los ‘populares’, Miguel Ángel Recuenco, lanzó el órdago al Ejecutivo de Santiago Llorente, planteando que el PP no apoyaría las modificaciones presupuestarias para pagar las horas extras de Policía local, las subvenciones a clubes deportivos o las ayudas a la educación “hasta que se traiga la modificación presupuestaria para pagar los arreglos a la Iglesia de San Salvador por un importe de 500.000 euros de un total de 1,8 millones”.

Las modificaciones presupuestarias que llevó el Gobierno local a Pleno quedaron finalmente sobre la mesa.

Bien patrimonial

El PP considera que la céntrica parroquia, con un histórico retablo de José de Churriguera, es un bien patrimonial de Leganés, pese a que sea propiedad de la Iglesia católica.

“Es un edificio de enorme riqueza patrimonial para nuestra ciudad”, alegó Recuenco, por lo que consideró obligatorio que los leganenses hagan una aportación de medio millón de euros para arreglar las grietas que han aparecido en paredes y el ábside.

La parroquia de San Salvador.

En esta línea, los ‘populares’ creen que el Gobierno local ha incumplido el compromiso adquirido en el Pleno anterior, cuando se aprobó estudiar la posibilidad de financiar parte de estos arreglos, que un informe técnico cifra en 1,8 millones de euros.

“El resto, hasta los 1,8 millones, los deberá aportar la Diócesis o Patrimonio de la Comunidad de Madrid”, agregó Recuenco.

Por su lado, el alcalde, Santiago Llorente, manifestó que esta modificación presupuestaria precisa de un apoyo mayoritario de los Grupos, por lo que afirmó que sólo la llevará a Pleno si Unión por Leganés (ULEG) decide apoyarla.

Un “chantaje”

Entretanto, desde algunos Grupos de la oposición se calificó como “chantaje en este Pleno” la iniciativa del Partido Popular.

En este sentido, el portavoz de Leganemos, Fran Muñoz, explicó que la “lectura política” que hace su Grupo es que como el PP no logra que se apruebe la modificación presupuestaria para la iglesia, “no se paga a trabajadores municipales, las horas extraordinarias, no habrá mantenimiento de colegios ni tampoco convenios para asociaciones que luchan contra la LGTBfobia o entidades del deporte base”.

“Nos parece inaceptable la posición. No es de sentido común que el dinero público se dé a estas entidades privadas. Estáis chantajeando a la sociedad. Es inaceptable”, reprochó Muñoz a los ‘populares’.

También la edil No Adscrita Mercedes Condés tuvo una visión similar: “Lo que ha dicho (el PP) es que mientras no se apruebe ‘mi’ modificación para beneficiar a la Iglesia, aquí no se aprueba nada”.

A ello respondió Miguel Ángel Recuenco: “No es chantaje, es negociar”.

Mientras, el concejal del PP José Javier de Diego replicó que el Grupo ‘popular’ tiene derecho a “negociar” con el Gobierno local lo que considere necesario. “Tenemos nuestras creencias, y nosostros negociamos lo que consideramos oportuno”, resolvió.

Dejar respuesta