El edil de Hacienda se plantea acudir al Tribunal de Cuentas para pedir responsabilidades por el hecho de que la oposición tumbe determinadas facturas

LEGANÉS / 12 ABRIL 2018 / El Gobierno local de Leganés (PSOE e IU-CM) ha informado en el Pleno de hoy que el Plan de Tesorería certifica que este mes de abril el Ayuntamiento tiene en caja 27,2 millones de euros, una cantidad “suficiente” para pagar a través de reconocimientos extrajudiciales de crédito las facturas que no están prosperando en Pleno por el voto en contra de Grupos de la oposición.

En este sentido, el concejal de Hacienda, Pedro Atienza, ha informado durante la sesión plenaria de que muchas de estas facturas se han traído varias veces a Pleno.

De hecho, ha detallado que el Ayuntamiento remitirá al Ministerio de Hacienda un Plan de Tesorería exponiendo que las arcas municipales son “solventes” y explicando que los impagos de facturas responden a un “problema político” y no de Tesorería (Estos impagos motivaron que el Ministerio incluyese al municipio en un listado de morosos por retrasos en el pago a proveedores).

En la misma línea, el alcalde, el socialista Santiago Llorente, ha remarcado, en declaraciones a Noticias para Municipios, que Leganés “no tiene ningún problema de Tesorería para pagar a proveedores”, pese a que, según ha recordado, hay facturas de 2014 y 2015 pendientes de abonar por servicios jurídicos externos de la pasada Legislatura.

Esta deuda asciende a unos 3 millones de euros y, según Llorente, “no se paga porque el Pleno no lo autoriza pese a que hay sentencia firma que nos obliga”.

Ante ello, el primer edil ha pedido a los Grupos que “sean sensatos” y que apoyen el abono de pagos que ya tienen “sentencia firme” y contra los que no cabe recurso. “En estos casos -ha apostillado al respecto-, lo único que nos queda por hacer es pagar, porque además este tiempo está generando intereses de demora”.

Al Tribunal de Cuentas

En este sentido, Pedro Atienza ha anunciado que se está “planteando” acudir al “Tribunal de Cuentas de por qué no se pagan estas facturas”. Y es que, según el edil, la obligación de la oposición es “aprobar” estas facturas porque, de lo contrario, se estaría favoreciendo un “enriquecimiento ilícito del Ayuntamiento”.

En última instancia, el concejal de Hacienda ha manifestado que el Ministerio podría abonar directamente estas facturas a las empresas y que, posteriormente, el Ayuntamiento debería realizar un apunte contable por estos pagos.

Todo ello pese a que, según ha recordado en la sesión, la deuda viva del Ayuntamiento es de unos 40 millones de euros, muy inferior a la de municipios vecinos, como Alcorcón, donde ésta se sitúa en 300 millones.

Sin responsabilidad

Por su parte, desde la oposición se ha recordado que estos Grupos “no son responsables” de que el Ejecutivo local no tramite “en tiempo y forma” los expedientes de pago.

En la misma línea, el concejal de Unión por Leganés (ULEG) Carlos Aranzana ha señalado que, en el caso de las facturas pendientes de pagar a un despacho de abogados, la oposición no es responsable de que no se hiciese contrato y que no se vigilase “que se inflaban unas facturas”.

Además, ha recordado al Gobierno local que tendría “fácil” pagar estas deudas mediante la elaboración y presentación de un presupuesto municipal donde incluir todos los pagos pendientes.

En esta línea, el portavoz de los independientes, Carlos Delgado, ha recordado que, hace 72 días, su Grupo expuso su “compromiso” a aprobar inicialmente el presupuesto que presentase el Ejecutivo municipal.

“Este nuevo presupuesto incluiría –ha precisado Delgado– los problemas de los barrios, las sentencias que hay que pagar o las ayudas a domicilio”. A ello, el concejal de Hacienda ha respondido que el Ejecutivo no se fía de ULEG.

Dejar respuesta