El Hospital de Getafe ha adquirido dos trajes de envejecimiento para abordar uno de los cuatro proyectos europeos de investigación que tiene en marcha. Cómo es tener 90 años y cómo llegar en buena forma es el objetivo.

GETAFE/ 23 FEBRERO 2017/ Ponerse en la piel del otro y sentir lo que uno siente y padece genera empatía y hace comprender las limitaciones, dificultades y ansiedades de cualquiera. Si esa persona tiene 90 años, todo se complica. El Hospital de Getafe ha adquirido dos trajes de envejecimiento para investigar las consecuencias de la vejez. Sólo hay ocho trajes así en España y cuestan 4.500 euros cada uno.

Trajes de envejecimiento. Quien se los pone entiende las dificultades motrices de una persona de 90 años

El traje imita el ralentizamiento de los efectos de la vejez y hace empatizar con los ancianos a aquel que se lo pone. Tiene unas gafas que acorta la visión, la hace borrosa y vicia el color, unas orejeras para limitar la audición, un collarín para impedir la movilidad, unos guantes que impiden coger objetos con pequeñas descargas que producen temblores en las manos y un chaleco de 2 a 4 kilos para curvar la columna y provocar la inestabilidad y el cansancio.

La sensación de quien se pone el traje es de agotamiento y de agobio por no poder seguir el ritmo.

La esperanza de vida en España es de 85 años, pero la última década es muy importante. Según los hábitos de vida uno puede llegar en mejor forma que otros y ser menos dependiente. Mejorar esos hábitos de vida es uno de los objetivos de este estudio de investigación con buena alimentación y ejercicio físico concreto.

De momento el equipo del Hospital del Getafe ha conseguido en unos meses mejoras en pacientes que antes no se podían ni duchar y ahora lo hacen solos.

- Publicidad -
Ocio Getafe - Actividades online

Dejar respuesta