Los trabajadores aseguran que en los últimos cuatro años se enfrentan a una progresiva pérdida adquisitiva que quieren frenar, por lo que se han convocado los paros para los días 10, 11, 17, 19, 24, 26, 31 de octubre

GETAFE/ 9 OCTUBRE 2017/ Los trabajadores de la empresa de autobuses Avanza comienzan este martes siete días de paros hasta el 31 de octubre, de 6 a 9 horas y de 18 a 21 horas, que afectarán a 29 líneas de autobuses, 18 de ellas de Getafe.

Los representantes de los 400 trabajadores de la empresa reivindican recuperar el poder adquisitivo perdido tras “los recortes” del Consorcio Regional de Transportes en el año 2013 y “dada la actitud de la dirección de la empresa, al no querer negociar y devolver a la plantilla lo que le corresponde”.

El comité de empresa tiene previsto paros en las líneas urbanas e interurbanas de Getafe y Parla, que conectan con Madrid y municipios como Leganés, Pinto, Humanes, Alcorcón, Fuenlabrada, Torrejón de Velasco, Valdemoro, Yunclillos o Griñón, entre otros.

“Sabemos la dificultad económica de afrontar unos paros, pero nos vemos en la obligación de hacernos respetar y buscar nuestra dignidad por encima de todo, pues somos profesionales mal pagados, y mal valorados”, han indicado desde el comité de empresa.

Congelación

En octubre de 2013 el comité de empresa aprobó con la dirección unas medidas de congelación de los incrementos salariales del IPC, más del 1,6% adicional, así como dejar de cobrar las jornadas de apoyo o guardias en domingos y festivos, consintiendo “una reorganización de los turnos de trabajo de forma rápida y atropellada”.

El acuerdo contemplaba además el despido de 26 trabajadores por exceso de personal, a lo que hay que sumar un rediseño rápido de las jornadas que “ha fomentado la precariedad en los servicios prestados en las diferentes poblaciones que se atienden, según informaba la dirección de la empresa”.

No obstante, los trabajadores iniciaron en enero de 2016 las negociaciones con la empresa para retomar sus condiciones salariales y sociales, y desde entonces se han encontrado “con una negativa rotunda a una revisión de la situación por parte de la empresa”.

Dejar respuesta