Según la alcaldesa, “en un espacio que caben 20 personas no se pueden meter 200 para realizar el rezo porque ese local puede ser utilizado para cualquier actividad, pero nunca como lugar de culto”

GETAFE/ 13 JULIO 2017/ La alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, ha asegurado este jueves que si no ejecutan la orden de cierre de la mezquita estarían prevaricando, por lo que el próximo 18 de julio se intentará por segunda vez su clausura, después de que se paralizase hace dos días por una concentración frente al local.

Hernández ha manifestado en rueda de prensa que todo aquel grupo municipal que pida al Gobierno que no ejecute la orden de cierre “está prevaricando”, ya que “no es una cuestión de voluntad política, sino de cumplimiento estricto de la ley, y el gobierno no va a permitir que se lleve a cabo una actividad en un espacio que no cumple con las debidas condiciones de seguridad”.

Asimismo, ha destacado que han mantenido numerosas reuniones con la asociación Al Falah y se les ha advertido en varias ocasiones de que el local no cumple con la normativa, por lo que se hizo un requerimiento de cierre el 1 de diciembre de 2016, aunque “un día antes dijeron que ya no se iba a rezar, pero incumplieron la palabra dada”.

“Los espacios municipales no son lugares de culto ni para esta confesión religiosa ni para ninguna, pero sí se les ha cedido espacios públicos para la fiesta del cordero o el Ramadán”, ha subrayado.

En relación a lo que pueda ocurrir el próximo 18 de julio, la alcaldesa ha señalado que “cómo se actúe, en función de las circunstancias que allí se den, es una competencia de la Delegación del Gobierno y el instrumento que tiene en este municipio, que es la Policía nacional, por lo que la valoración será competencia del comisario”.

- Publicidad -
Ocio Getafe - Actividades online

1 Comentario

Dejar respuesta