El Gobierno ya desistió hace un año del procedimiento de adjudicación de este contrato a la vista de un informe de intervención

ALCORCÓN/ 16 MAYO 2018/ La Junta de Gobierno local ha aprobado este miércoles renunciar a la celebración del contrato del servicio de gestión integral del Centro de Protección Animal (CIPA), tras la declaración del mismo como servicio esencial en el Pleno del 26 de julio de 2017.

Con anterioridad, en mayo de 2017, el Gobierno ya desistió del procedimiento de adjudicación de este contrato a la vista del informe de intervención de inexistencia de crédito adecuado y suficiente.

- Publicidad -Fiestas Getafe 2018

Entonces se llevó al Pleno una moción aprobada por unanimidad para declarar como servicio esencial el CIPA, que está situado en la calle Polvoranca, tiene una superficie de 3.600 metros cuadrados con 40 cheniles, 46 gateras, oficinas, sala de espera, clínica y almacén, entre otras dependencias.

Dejar respuesta